fbpx

Proyecto de vida: ¿Qué es y cómo hacerlo?

Publicado 23 Jun, 2021

¿Alguna vez te has preguntado en dónde estarás en cinco, diez o quizás quince años? Elaborar un plan o proyecto de vida te puede ayudar a averiguarlo, pero, ¿en qué consiste este proyecto?

Un plan de vida se puede definir como una serie de pasos que nos guía para cumplir nuestros objetivos a lo largo de las diferentes etapas de la vida. Engloba nuestros sueños, objetivos, nuestros valores y propósito, reúne a cada una de las esferas de la vida: familiar, profesional, económica, salud, pareja, etc.

Nos ayuda a definir el camino a seguir por medio de planes concretos y metas bien definidas a corto, mediano y largo plazo.

¿Por dónde empezar?

fountain pen on spiral book
Imagen: Thought CatalogUnsplash

Autoconocimiento

Conocerse a uno mismo es el primer paso para elaborar un plan de vida pues nos permite identificar:

  • Nuestros gustos y preferencias
  • Fortalezas y debilidades
  • Los valores que nos guían
  • Nuestros antecedentes y situación actual

Si te cuesta trabajo identificarlos puedes hacerte preguntas como ¿Qué es lo que más disfruto hacer? ¿cómo resolví el último reto al que me enfrenté? ¿qué cambiaría de esa última situación? ¿lo que hago hoy me lleva hacía donde quiero estar en los próximos años? ¿cómo reacciono ante una situación que me asusta?

Fija metas y objetivos

Una buena planeación es clave para alcanzar aquello que queremos lograr, los objetivos SMART por su acrónimo en inglés pueden ser de gran ayuda en este paso, S.J. Scott los resume muy bien en su libro 23 hábitos antiprocastinación.

  • S (specific/específico): pregúntate ¿quién? ¿dónde?¿cuándo?¿cuál? y ¿por qué?, entre más detalles tengas sobre la meta que quieres alcanzar más fácil será llegar a ella. No es lo mismo solo decir “voy a aprender inglés” a tener por escrito “este mes me voy a inscribir a  clases de inglés tres veces a la semana para ser capaz de entablar una conversación fluida”
  • M (measurable/medible): en algún punto nos gustaría saber cómo vamos con el cumplimiento de nuestra meta u objetivo, en el caso de aprender inglés la forma de medir nuestro nivel es sencilla por medio de los certificados que avalan nuestras capacidades.
  • A (attainable/alcanzable): un punto muy importante es que nuestras metas y objetivos sean logrables y con esto no nos referimos a que debamos conformarnos, pero si hoy no sabemos nada de inglés y nuestro objetivo es tener una conversación fluida con un nativo, seguramente terminaremos muy decepcionados, lo mejor es partir una meta grande en muchas metas más pequeñas.
  • R (relevant/relevante): la meta que estas planteando debe ser importante para ti y para lo que quieres lograr al final.
  • T (Time-bound/Puntual): el tiempo es un factor crucial, es mucho más probable que alcancemos una meta si tenemos bien definidos los periodos de tiempo en los que las queremos lograr, re tomando el ejemplo de esta sección la meta podría ser: “este mes me voy a inscribir a clases de inglés tres veces a la semana para poder entablar una conversación fluida dentro de un año”.

¿Por qué hacemos tanto énfasis en esta sección? Porque sin estas características seguramente nuestro plan de vida no será más que una lista de buenos deseos.

Es recomendable crear objetivos SMART para cada los aspectos más importantes en nuestra vida por ejemplo: educación, carrera, relaciones, espiritual y finanzas.

Revisa continuamente tu plan

Si bien podemos tener el plan más claro y estructurado del mundo, debemos ser conscientes de que la vida cambia y nosotros junto con ella, pueden presentarse contratiempos económicos, problemas de salud, lo que nos gusta hoy seguramente no será lo mismo que nos gustará dentro de diez años, es por ello que debemos ser flexibles y aprovechar al máximo las herramientas con las que contamos en cada etapa.

Cada año haz una revisión de tu plan de vida y pregúntate ¿cómo voy? ¿las cosas van de acuerdo al plan? ¿ha habido cambios? ¿estos cambios han sido para bien o para mal? ¿qué puedo hacer el día de hoy para retomar/reforzar el camino? ¿los valores que guiaban mi vida hace un año son los mismos que la guían hoy? Y si consideras que tu plan requiere algún cambio ¡adelante!

Un plan de vida es una tarea que requiere mantenimiento constante, puede sonar agobiante, pero descubrirás que es una guía muy útil para alcanzar aquello que te has propuesto, te ayudará a retomar el camino si es que alguna vez lo pierdes y evitará que solo tomes lo que la vida te presenta.

Sé flexible, evoluciona, crea, descubre, recuerda que un proyecto de vida es para toda la vida.

Si aún no tienes claro hacia dónde quieres ir este es el momento ideal para empezar a averiguarlo.